Conoce qué es el estrés y cuál es su impacto en tu bienestar

Conoce qué es el estrés y cuál es su impacto en tu bienestar

Qué es la felicidad y Cuáles son los beneficios de ser Feliz

Conoce qué es el estrés y cuál es su impacto en tu bienestar

El estrés, en dosis moderadas, es esencial para la supervivencia; sin embargo, el estrés severo o prolongado aumenta el riesgo de padecer ciertas enfermedades físicas y mentales lo que afecta negativamente tu bienestar.

Si lo piensas bien, en la actualidad, casi todo lo que nos rodea: pareja, familia, amigos, estudio, trabajo, economía, circunstancias personales y sociales, etc., puede generarnos grandes dosis de tensión, las cuales se derivan en estados de inquietud y malestar que afectan nuestro bienestar, pero ¿cómo gestionarlo? ¿cómo evitar su impacto negativo? Sigue leyendo…

¿Qué es el estrés y por qué se origina?

El estrés es un estado de cansancio mental provocado por la exigencia de un rendimiento superior al normal, que provoca diversos trastornos físicos y mentales. También puede definirse como un conjunto de reacciones fisiológicas que se presentan cuando una persona padece un estado de tensión nerviosa, producto de situaciones traumáticas o angustiantes, en el que entran en juego diversos mecanismos de defensa para afrontar una situación que se percibe como amenazante o demandante.

El estrés es una respuesta natural y necesaria para sobrellevar nuestro día a día; sin embargo, cuando esta respuesta se da en exceso, se genera una sobrecarga de tensión que impide que nuestro cuerpo tenga un correcto funcionamiento.

En cuanto a su origen, según el portal de especialistas Top Doctors, existen muchas causas por las que aparece el estrés, aunque no todas son negativas. Normalmente, aparece cuando una persona se enfrenta a una circunstancia que supera sus recursos, por lo que se siente incapaz de superarla, provocando algunas molestias tanto emocionales como físicas. Pero existe también el estrés positivo, que se da cuando una situación de tensión ayuda a una persona a adaptarse a su entorno.

Síntomas del estrés

El estrés puede causar diversos y distintos síntomas, tanto psicológicos como físicos. Los más habituales son:

En tu cuerpo:

  • Dolor de cabeza.
  • Problemas de memoria.
  • Diarrea.
  • Problemas cardiovasculares (cuando se prolonga por mucho tiempo).
  • Insomnio.
  • Envejecimiento prematuro.
  • Cansancio prolongado.

 

En tu estado de ánimo:

  • Cambios de conducta e irritabilidad.
  • Ansiedad.
  • Depresión.
  • Mal humor.
  • Sentimiento de soledad.
  • Incapacidad para relajarse y encontrar la calma.

 

¿Cómo frenar el impacto del estrés en tu vida?

Si bien el estrés no puede prevenirse, pues es una respuesta natural y necesaria para superar aquellas situaciones que demandan un mayor esfuerzo y atención, sí se puede gestionar para evitar que sobrepase los límites de lo natural a lo perjudicial y para mitigar su impacto en nuestro bienestar.

De este modo, lo primero que te recomendamos, para salvaguardarte del exceso de estrés, es eliminar estos 5 hábitos de tu vida:

    1. No tener un horario para ir a la cama: tener un buen descanso es fundamental para drenar el estrés, pues te permite cumplir de mejor forma con las exigencias diarias. Encuentra aquí algunas recomendaciones para gestionar tu sueño.

 

    1. Sostener relaciones personales negativas o tóxicas: busca rodearte de personas que te hagan sentir especial y que te levanten el ánimo, y toma distancia de aquellas que drenen tu energía o te supongan un desgaste emocional.

 

    1. Trabajar sin parar: el descanso es un regalo que no siempre sabemos valorar; no obstante, cuando el cansancio es excesivo, es probable que te sientes incapaz de gestionar asertivamente los momentos de incertidumbre; por eso, ten en cuenta que, así como hay un tiempo para trabajar, debe haber un tiempo para descansar.

 

    1. Estar todo el tiempo en contacto con la tecnología: si estás todo el tiempo conectado con lo que sucede en las redes sociales, en la televisión o en tu móvil, probablemente puedes sobrecargarte de información externa que genera preocupación y ansiedad, sin contar con que dejas de dedicarte tiempo a ti mismo(a), tiempo que puedes emplear para conectar con tu bienestar.

 

    1. No hacer actividad física: el ejercicio, de cualquier tipo, ayuda a combatir el estrés. Mantenerte activo puede aumentar los niveles de endorfinas que te hacen sentir bien y distraerte de tus preocupaciones.

 

 

Una vez hayas tomado consciencia de tus hábitos, lo siguiente que debes hacer es:

  • Reconocer las situaciones y personas que pueden ser tus fuentes de estrés, para tomar distancia de ellas.
  • Evitar querer controlar todo lo que sucede a tu alrededor.
  • Adoptar una actitud positiva ante los momentos difíciles.
  • Mantener una dieta sana y equilibrada.
  • Realizar actividades que te gusten y te lleven a un #MomentoDeSerenidad.

 

Cuando haces una actividad que realmente te gusta, parte de tu rutina diaria, tu estado de ánimo se transforma y gozas de bienestar. Es como si recargaras tu alma de buena energía y te dotaras de entusiasmo para enfrentar cada día con mayor optimismo.

Si no sabes con cuál actividad iniciar, te recomendamos practicar la meditación, pues te permitirá volver a tu centro y drenar todo eso que no te deja respirar con tranquilidad.

Visita nuestras meditaciones disponibles en Serenamente App (disponible para iOS y Android) y compártenos tu experiencia en nuestras redes sociales.

¿Qué esperas para estar bien?¿Qué te dejan la ansiedad y el estrés cuando les das tanta importancia en tu vida? ¡Comienza un cambio hoy!

Con amor y gratitud,
Banner app

Serenamente

 

Sin Comentarios

Publica un Comentario